Marta Reillo: “El toro no distingue si eres hombre o mujer”

0
226

Muchos taurinos recuerdan el pasado 3 de Marzo de 2019, cuando una chica toreaba un toro en las capeas de Ciudad Rodrigo por primera vez en la historia. Su gran valor ante el toro y su conexión con el público la colocó en un vídeo viral en redes sociales. Se llama Marta Reillo (26 años)  novillera y hablan maravillas de ella. La joven conquense no realiza las temporadas como cualquier novillero. Sus temporadas se miden por las capeas que asiste en busca de una oportunidad. Se siente cómoda pegando pases ante cuatreños con malas intenciones en las capeas de los pueblos. Es la única manera de abrirse paso ante las dificultades que se encuentra en el mundo taurino. Curro Romero dijo que “el toreo es acariciar y las mujeres acarician mejores que los hombres” y ella lleva esta frase por bandera.

Buenas tardes, ¿quién es Marta Reillo?

Marta Reillo es una niña que nació en Cuenca en el seno de una familia muy humilde. Mi madre es auxiliar de enfermería,  mi padre es ganadero de vacas mansas y agricultor y mi hermana a dia de hoy, es maestra. Soy la pequeña de la casa y desde que nací me han enseñado y educado en la igualdad,  el respeto y la ambición de que si quieres conseguir algo tienes que luchar por ello, ya que nadie da nada por nadie.

¿Cuándo comienza en ti la vocación de ser torero?

Desde pequeña he estado rodeado de vacas, porque mi tío y mi padre fueron maletillas. Mi padre le vieron torear en una capea y le propusieron irse a la escuela de Valencia, pero mi abuelo murió y no pudo cumplir su sueño, así que tuvo que sacar adelante mi familia. El sueño de mi padre era tener un niño torero. A mi hermana mayor no le gustaba mucho el campo. A mí me encantaban los caballos y los toros, me hubiera gustado ser rejoneadora pero si es caro ser torero imagínate rejoneadora! (risas)

La primera vez que toreé fue con 6 años, en una de las fiestas de mi pueblo con ayuda de mi padre “al limón”. Recuerdo pasar muchísimo miedo y salí corriendo (risas). Lo veía como un juego, entonces me llevé una temporada sin querer saber nada.

Después, con 14 años en las fiestas de mi pueblo volví a torear pero estuve más tiempo en el suelo que de pie (risas).

Ese año empecé a asistir a las capeas, pero siempre me pillaban  porque las vacas estaban toreadas. En ese momento me enfadé conmigo misma y le dije a mis padres en casa que quería ser torero. No se lo tomaron muy en serio… pero empecé a torear cada vez más capeas y era feliz. El problema llega en los insultos que sufría en las capeas “métete a picadora me decían”.

Mi sueño era haber sido rejoneadora, algún día me gustaría probar

¿Se metían con tu físico?

Yo he sufrido muchísimo con este tema porque me hacían bullying por mi condición física. En el colegio me daba igual porque llegaba a mi casa y era feliz con mi entorno, mis caballos y mi vida. Pero en el instituto cambia, con 16 años me entró una obsesión por adelgazar, porque quería ser torera y quería que fuera mi vida en un futuro.

Me derivaron a un nutricionista y hice una dieta durante un mes. Después tenía que cuidar mi alimentación y hacer deporte. Hacía muchísimo deporte y reduje alimentos, apenas comía para adelgazar más rápido y poder torear, porque yo daba la vida por el toro.

La noto emocionada…

Este tema es delicado y llevo años sin hablar de ello, lo hago para ayudar a otras personas y me sentiría orgullosa. Me di cuenta que caí en anorexia, perdí muchos kilos.Yo me negaba ir al médico, yo seguía sin comer. Yo no podía mantenerme en pie ni torear en las capeas, apenas podía con el capote. Incluso, ese verano me mareaba con el sol. En ese momento me di cuenta que necesitaba ayuda. Por los toros había caído en esto y por los toros tenía que salir de ello. Los toros me abrieron los ojos del problema que tuve.

Por el machismo que había en los toros me obsesioné por adelgazar y caí en anorexia.Gracias a los toros salí de ello

Gracias por contar esta etapa dura de tu infancia y ayudar a otras personas.

Este tema es delicado y llevo años sin hablar de ello, lo hago para ayudar a otras personas y me sentiría orgullosa. Al final superé esta etapa de mi vida, me sirvió para ser mejor persona, más madura y valorar la vida. Lo único que me arrepiento es el sufrimiento que he causado a mi familia con esto.

Una vez que te entra el gusanillo del toro, es muy difícil dejarlo a pesar de pasar momentos muy duros. El alma te pide torear y, ¿eso ya no hay quien lo pare?

Una vez que lo pruebas es casi imposible dejarlo, a día de hoy no me imagino mi vida sin torear…. el toro estuvo a punto de quitarme la vida y necesito ponerme delante. !Ahí me doy cuenta que estoy más viva que nunca!

Recuerdo una frase de Ivan Fandiño que decía “Sin sufrimiento no hay gloria”. Según he podido conocer te llega un triunfo importante en Córdoba cortando dos orejas y un rabo en la becerrada homenaje a la mujer. ¿Qué tal tu etapa en la escuela taurina del Círculo Taurino de Córdoba?

En cuanto terminé mi carrera de magisterio, me fui un año a vivir a Córdoba. Amo el sur, su gente y sus tradiciones, por lo tanto, estuve ahorrando durante mucho tiempo para poder irme. Mientras estuve allí en la escuela taurina, estuve dando clases también de flamenco y de inglés.
En la becerrada homenaje a la mujer corté el único rabo de la tarde, pensé que iba a tener mas repercusión pero solo se quedó ahí. De todos modos, recuerdo ese día con mucho cariño ya que llevaba un año entero preparándome. ¡Salir por la puerta grande fue uno de mis sueños!

Está claro que la situación para los novilleros está muy difícil porque hay muy pocos festejos y los triunfos a veces no sirven. En tu caso, por ser mujer ¿has sentido alguna ayuda de algún taurino o todo lo contrario? ¿Has sentido discriminación por ser mujer?

A día de hoy el mundo taurino está muy mal, y quienes mas daño están haciendo son los que se hacen llamar “taurinos” … (silencio, prefiere callarse)

Aquí el único que puede juzgar es el toro ya que cuando estas delante no distingue si eres chico o chica….
Si que es verdad que he tenido que aguantar algún comentario machista como, por ejemplo, que me fuera a fregar a ver si eso lo hacía mejor….
Pero aun así, si que es verdad que en la mayoría de las veces me he sentido muy arropada por el público

El toro no te distingue si eres chico o chica

Hace pocos días fue el día de la mujer, rememorando lo que ocurrió hace un año. Por primera vez en la historia una chica torea un toro en las capeas de Ciudad Rodrigo. ¿Cómo surgió esa idea?

Para mi las capeas son mi vida y lo poco que he podido aprender es gracias a ellas. Llevaba mucho tiempo queriendo ir a ciudad rodrigo a sus tradicionales capeas pero nunca daba el paso y el año pasado a dos días de que empezaran llamé a mi amiga que siempre me acompaña a todos los sitios y le dije que iba a Ciudad Rodrigo, y por supuesto se vino conmigo.Ese día nos levantamos a las 4 de la mañana para poder llegar a tiempo.
Yo llevaba en mente el poder torear, sabia toda la responsabilidad que ello conllevaba ya que nunca había toreado una mujer ningún toro en esa plaza.

Sabía que si todo salia bien iba a tener mucha repercusión, y así fue, !ni me lo pude imaginar!

Tuvo una gran repercusión taurina, no sólo en los medios de comunicación, también en redes sociales y en tertulias taurinas. ¿Crees que la difusión del vídeo en redes sociales te ha ayudado?

Me llamaron de muchísimos programas de radio, periódicos,  entrevistas, recibí muchos mensajes, y el vídeo se hizo viral por las redes sociales como la primera maletilla mujer en torear un toro en ciudad rodrigo.
El cariño que sentí por todo el mundo, la felicidad y el cúmulo de sensaciones que viví nadie me lo podrá borrar nunca. En todo el tiempo que he estado toreando es la primera vez que me he podido sentir torera, y para ello no me hizo falta ir vestida con el mejor traje de luces y el bordado mas bonito, solamente me hizo falta unos vaqueros, deportivas, un polo, mi muleta y mis ganas de superación hacia mi misma.

 

 

Además de los medios de comunicación, ¿te llamó algún empresario taurino para contratarte?

Me llamaron mucho para torear pero todo pagando y siempre me he negado a ir así y nunca entraré por el aro.
Yo no lo hice por buscar una oportunidad (que si llegase bienvenido esa) yo lo hice por mí y solamente por mí.

Fue el día que me sentí más torera y no me hizo falta ir vestida con el mejor traje de luces y el bordado más bonito, solamente me hizo falta unos vaqueros, deportivas, un polo, mi muleta y mis ganas de superación hacia mi misma

Por cierto he visto que tienes 24 mil seguidores en instagram más que Cristina Sánchez y cualquier otro matador de toros. Eres todo una influencer taurina.

Si la verdad que en Instagram tengo muchísimos seguidores y es algo que me sorprende.
Creo que a día de hoy las redes sociales son algo muy importante ya que te ayudan para hacerte de conocer, pero no es del todo importante ya que para torear no me ayudan mucho. En lo que si me beneficia es que muchas marcas me envían ropa para que a cambio les haga publicidad (risas)

En estos tiempos actuales, es muy difícil tomar la alternativa. Sólo cinco mujeres han tomado la alternativa en España, ¿cuál es tu referente taurino?

Para mi Ángela Hernández es un gran referente ya que gracias a ella consiguió que la mujer pudiera torear en España en 1974. Tuve la suerte de conocerla porque coincidimos en una tertulia taurina y estábamos las dos compartiendo mesa.
A dia de hoy todas las chicas que nos ponemos delante estamos ahí gracias a ella.

Cristina Sánchez dijo en una entrevista que prefiere que le llamen torero que torera no le gusta. ¿Cómo prefieres que te llamen?

A mi me es indiferente, ambas cosas me gustan aunque si he de elegir una quizás torera.

Como me has comentado, también has sacado tiempo para terminar tus estudios de Magisterio, de ganadera y de sacar tiempo para torear a la vez.

La verdad que es muy complicado pero al final con esfuerzo se consigue todo.Este año estoy haciendo el doble grado de magisterio, sacándome el c1 de ingles, ayudo en casa muchísimo con la ganadería, entreno también y doy clases particulares…. el poco tiempo que me queda lo dedico a dormir (risas..)

A pesar de las injusticias y toda la lucha que hay detrás, ¿Qué supone la tauromaquia en tu vida?

A mi me ha costado llorar mucho, pero yo ya estoy “envenená” y no me imagino mi vida sin torear…. es lo que realmente me hace feliz y estar viva, el toro ha marcado un antes y un después en la vida y a día de hoy soy quien soy gracias a él. Los buenos momentos dejan al margen todo lo demás.
Antes de que nos den el primer aviso, vamos a por un bonito cierre. ¿Qué le dirías a los antitaurinos?

No quisiera convencerles de nada, tampoco me van a convencer a mí de que yo no amo al toro…

Simplemente les daría la oportunidad de vivir la experiencia,  de poder comprender todo desde dentro. De como cada novillero dejamos de lado nuestros juguetes por un capote, como nos apartamos de nuestros amigos para salir por tener que entrenar, por jugarse la vida…. que intentara comprender que es olvidarse de todo, hasta de tu propia vida. Mientras ellos están en manifestaciones haciendo creer que ama el toro, un torero esta llorando en su casa porque dejó escapar un triunfo en la plaza.

Ser taurino es un don que muy pocos tenemos la suerte de hacernos llamar taurinos.

 

 

Leave a reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.