La insostenibilidad está a la moda

0
165

Hoy en día, aunque es sabido por todos, la industria textil continúa ignorando las cifras de trabajadores que fallecen, víctima de las miserables condiciones en las que trabajan o en las que han de trasladarse a su lugar de empleo. Sin duda deberíamos cuestionarnos cuáles son las razones por las que la industria ignora la explotación infantil, los abusos sexuales a los que han sido sometidas algunas trabajadoras en estas fábricas descentralizadas, los salarios indignos y los peligros de una infraestructura absolutamente deficiente a nivel de seguridad.

Documentales como “Sweatshop”, en el que tres adolescentes, blogueras de moda, viajan a Camboya, con el objetivo de conocer la situación en las fábricas textiles, evidencian y difunden la auténtica miseria y decadencia en la que trabajan quienes crean la ropa que vestimos.

Por su parte, también resulta interesante el documental “The True Cost”, disponible en Netflix. En él se relata con detalle la crueldad, la pobreza, la muerte, la violencia, la enfermedad que se esconde tras lo que conocemos como Fast Fashion Retail.

Leave a reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.