Historias de amor eterno

En la Residencia Gerón de Sevilla, al menos conviven dos historias de amor preciosas. Por un lado, Paco y Pilar, de 81 y 74 años respectivamente, protagonizan una romántica historia que comenzó hace 50 años. Desde ese momento y a pesar de los difíciles momentos que han vivido, siguen unidos porque como ellos mismos reconocen el secreto está en quererse y respetarse. Por otro lado, Pedro, de 84 años, define a su mujer como “la ilusión de vivir”. Ellos son una muestra de que el amor eterno sigue existiendo.