Gracias, Fernando

El piloto asturiano consigue subir a la tercera plaza del podio en su debut con Aston Martin en el Circuito Internacional de Shakir
0
47
Foto: Formula 1

Casi 500 días desde aquel podio anecdótico en el Gran Premio de Qatar. Ese tercer puesto supo a gloria. Sin embargo, sabíamos eso, que no era más que una anécdota, un oasis dentro del desierto. Qatar 2021 fue un premio a la constancia, una alegría para todos aquellos que compartimos suerte con un asturiano desde principios de siglo.

Este fin de semana y su repercusión ha sido diferente. Pese a repetir posición, las sensaciones son radicalmente opuestas. Aston Martin y todos aquellos que han trabajado en el coche de la presente temporada han obrado un milagro. La séptima escudería de la pasada campaña da un paso de gigante y se transforma en una amenaza real para la soberanía de Red Bull. Los de la bebida energética llevan liderando el campeonato con mano de hierro en las últimas temporadas y, con toda seguridad, seguirán liderando, pero el sentimiento, no solo en España, sino en todo el mundo Fórmula uno y en la propia parrilla, ha cambiado.

El respeto que tiene Fernando Alonso en este deporte es algo que se ha ganado con el paso de los años. Un piloto que lleva sin ganar más de 3500 días, que no es campeón del mundo desde el año 2006, sigue representando la mayor amenaza dentro de este mundillo.

Tanto para los seguidores más experimentados dentro de la Fórmula 1, como para aquellos que hemos crecido al mismo tiempo que veíamos celebraciones de pajaritos en un coche azul y amarillo, Fernando Alonso es diferente. Es una persona que odias o amas, sin término medio. Pero en lo que no hay discusión alguna es en la capacidad que tiene para hacer que cualquier coche en el que se suba, sea rápido.

Quizá la suerte nos ha hecho que nos perdamos los mejores años del piloto asturiano. Lejos de la lucha por la gloria. Adelantamientos por conseguir uno o dos puntos. Magia sin reconocimiento.

En este tiempo hemos llegado hasta ver cómo se acababa supuestamente su carrera en uno de los momentos más bonitos de la historia de la Fórmula 1. Aquella vuelta final junto a Sebastian Vettel y Lewis Hamilton siempre quedará en los corazones de todo amante de este deporte.

Abu Dhabi 2018. Foto: Simon Galloway Sutton Images

Sin embargo, volvió a salir el sol y en el año 2021 Fernando volvía a la parrilla. Esta vez de la mano de la escudería que nos dio todo, Renault. Sonaba como un cuento de hadas, la vuelta del hijo pródigo a un equipo ahora llamado Alpine, aquellos que nos llevaron a la gloria.

“El Plan” estaba en marcha y todos los seguidores del asturiano estábamos entusiasmados. No obstante, como todo el mundo sabe, las cosas no fueron como se esperaban. Resultados decepcionantes, trato indigno hacia un campeón del mundo y un equipo que más que ayudar, parecía entorpecer el rendimiento de su monoplaza, hicieron que la salida de Fernando Alonso llegase de manera precipitada y, en parte, por la puerta de atrás.

Con todo esto llegamos a la temporada de 2023. Ilusiones renovadas, una pretemporada sorprendente y, de nuevo, Fernando entre los grandes. La llegada del primer fin de semana del curso desataba la locura en España. “La 33” era impensable hasta hace unos meses y, ahora, aunque difícil, quizá no es tan impensable.

Fernando Alonso conseguía el pasado domingo su podio número 99 en la Formula 1 y lo hace de manera totalmente merecida. El Aston Martin fue en Bahréin el segundo coche de la parrilla y, junto al asturiano y a un meritorio Lance Stroll, el monoplaza respondió.

Fernando Alonso en el podio. Foto: Aston Martin

La actuación de Fernando nos llevó a todos aquellos a tiempos pasados. Luchando de tú a tú con los más grandes, el lugar al que pertenece. El adelantamiento a Hamilton siempre quedará en las retinas, no solo por la belleza del movimiento, sino por el significado del mismo. Todo el mundo que estuvo siguiendo la carrera afirma que “Alonso ha vuelto”, no obstante, los que llevamos siempre a su lado, sabemos que nunca se fue.

Hace tiempo leí en redes sociales algo que me acompaña en este sentimiento desde hace muchos años. “Si para explicar quién es Fernando Alonso tienes que recurrir a sus victorias y a sus títulos, no has entendido nada sobre quién es Fernando Alonso”.

3585 días desde el Gran Premio de España de 2013, la última victoria del piloto asturiano. Una cifra que no ha hecho más que aumentar y que, de golpe, parece haberse convertido en una cuenta atrás hacia su fin.

Fernando, gracias por hacernos soñar, por enamorarnos de un deporte y por hacer que te acompañemos cada fin de semana. Solo es la primera carrera y hay que mantener los pies en el suelo. Una temporada es larga y es complicado mantener el ritmo de los más grandes. El tercer campeonato, el desenlace de esta bonita historia, parece aun estar lejos. O no.

Leave a reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.