De blanco por San Valentín

0
172

6 de noviembre, año 2003. España era testigo de la pedida de mano del, por aquel entonces, príncipe Felipe y la periodista Letizia Ortiz. La jornada nos dio numerosas anécdotas, como el ya mítico “Déjame hablar” de Letizia al príncipe, o las críticas de los más puristas que señalaban que la futura Princesa de Asturias debería haber elegido a algún diseñador patrio para aquel acontecimiento, ya que Letizia se decantó por Armani.

Ayer, casi 16 años después y ya como Reina de España, la esposa de Felipe VI ha decidió desempolvar uno de sus looks más icónicos en su visita al Mausoleo de los Reyes Mohamed V y Hassan II, en Rabat, durante su reciente estancia en Marruecos. Todo un guiño al Rey en el Día de los Enamorados.

Si bien en su pedida Letizia optó por la sobriedad con unos sencillos pendientes en forma de argolla y unos salones negros, ayer, y siguiendo la misma tónica, la Reina se decantó por unos pendientes-lágrima de perlas y brillantes y unos stilettos blancos, al tono del traje.

Asimismo, observamos que la silueta del traje está ligeramente entallada al cuerpo de doña Letizia, ya que el día de su pedida lo llevaba algo grande, así como las operaciones estéticas por las que nuestra soberana ha pasado a lo largo de estos años en el trono.

 

Foto: https://elpais.com/elpais/2019/02/14/gente/1550144159_332243.html

Leave a reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.