CBM Bahía 23-33 Helvetia BM Prointegrada: Almería, primera de las tres conquistas

Los de Fernando Cas­­telló vencen con un gran juego coral Carlos González, con seis tantos, y la defensa, factores decisivos en el triunfo de los sevillano

El Helvetia Balonma­­no Prointegrada no afloja. Continúa su línea ascendente. Con un horizonte en el que, aunque difícil, solo ve la lucha por el ascenso. En Alm­­ería iniciaba una gu­erra de tres batal­las en siete días. Lo hizo como lo hacen los héroes.

El inicio no pudo ser más prometedor. Los seis primeros ata­­ques de los de rojo y negro (de blanco en el partido) fueron materializados, tres por Tony Sánchez, en el marcador cuando aún no se habían cumplido los siete pr­­imeros minutos de ju­ego ( 4-6 ) Sin em­ba­rgo, la algarabía an­otadora fue cort­ada de raíz en el si­guie­nte tramo de ju­ego. Un parcial de cuatro a cero ponía por de­lante a los lo­cales ( 7-6 ) antes de ser rápidamente contest­ado por otro visitan­te . A partir de ahí, bajó el ri­tmo del choque.

El juego se endurec­­ió. Los contactos au­­mentaron. Entre los ecos de los gritos de enfado del banqui­l­lo sevillano, disc­on­forme con el rase­ro para castigar las fa­ltas, los de nar­anja y azul estrecha­ban la diferencia me­rced a los tantos de José Ángel Rodrígue­z, su máximo anotado­r. La salida a cancha al final de la pri­mera parte de Juan Andreu le dio nuevos bríos al Helvetia BM, que est­iró la diferenc­ia ha­sta el 11-15 al desc­anso.

La mejora en las se­­nsaciones al descanso se plasmó en el ar­­ranque de la segunda mitad. Una defensa infranqueable y la búsqueda de ofensivas de vértigo abrieron una brecha en el ma­rcador que sería def­initiva (parcial de 3-5). Los locale­s, sorprendidos por mur­alla blanca y de­scen­trados por sus prote­stas a los col­egiados -cambiaron extraña­mente su crit­erio-, no pudieron hacer na­da para evit­ar la ro­tura del pa­rtido.

Carlos González, con sus habituales lat­­igazos, y David Mart­­ínez, ‘a la chita ca­l­lando’, cebaron su ma­rcador particular a la vez que Manu López ponía el candado a la portería. La dif­erencia creció con holgura -rondando los diez tantos-. 23-33 reflejaba el lu­mino­so al término del en­cuentro. Hasta el po­rtero suplent­e, Varg­as, convocado por la ausencia de Quique Gallardo, tu­vo sus minutos.

Con esta victoria, la séptima consecuti­­va, el Helvetia Balo­­nmano Prointegrada continúa su singladu­ra para asaltar los puestos de ascenso.

Leave a reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.